Archivos para julio, 2009

El Abbalah y la teoría de cuerdas.

Posted in Cosas mías..., Libros que leí, leo y leeré... with tags , , , , , on julio 18, 2009 by Rbk.

 
Mr. Munshun imaginado por Rick Berry

Mr. Munshun imaginado por Rick Berry

“Zorroz que corren a sus madriguerraz, rataz a zuz ratonerraz, hienaz que gimen con los estómagoz vacíoz, oh, zí, qué alegría da verlaz, amigoz míoz, cada vez máz laz criaturritaz caminan penosamente con zuz sangrrientos piececitoz”…

 

Sospechan en algunos sectores de la comunidad científica, que la realidad no es tal como la percibimos. Están empezando a barajar que el universo, en realidad no existe. Según la complicadísima “teoría de cuerdas”, deberíamos hablar de Multiverso… Yo, claro, este concepto no lo entiendo demasiado bien, pero he creído captar que el tiempo y el espacio son conceptos bastante más complicados de lo que en realidad parecen, que el pasado sigue ahí, desarrollándose en otro espacio existencial, que el futuro ya pasó, aunque espera a que lleguemos y nuestro libre albedrío decidirá el estado en el que lleguemos, lo que significa que no “está escrito”pero ahí está.

Quise entender que en algún otro universo tengo una gemela que aún sigue teniendo divertidas charlas con su padre, que a su vez es el gemelo del que fue mi padre.

En otro universo distinto, sin embargo, he muerto en un accidente de tráfico del que en este universo salí ilesa y así infinitas combinaciones basadas en mi propia existencia combinadas a su vez con la existencia de todos los demás… que lío, ¿verdad?

Esto que os cuento no es fantasía, es ciencia… física cuántica, creo.

Aún es una teoría que parece estar en pañales y es muy posible que no haya sabido trasmitírosla correctamente ya que es bastante más complicada y a mí el soporte que uso para llevar la melena no me da para tanto, pero… “cosas veredes, amigo Sancho que te han de maravillar”.

Todo lo anterior viene a razón de mi reciente lectura de Casa Negra, una novela de Stephen King y Peter Straub.  Ésta es su segunda novela conjunta, la primera fue “El Talismán” y la historia de base en ambas novelas es la misma: nos hablan de mundos paralelos y personas “especiales” que tienen la facultad de trasladarse entre esos mundos, bueno… ellos en realidad solo mencionan un universo paralelo a los que el protagonista define como: “Los Territorios”. La teoría de cuerdas, supercuerdas o teoría M, nos hablan de muchísimos más.

Andaba pues éste libro coleccionando motas de polvo tranquilamente en una estantería de casa, hasta que Damn Quilty tocó la tecla adecuada que me hizo buscarlo frenéticamente y empezar a devorarlo… Gracias Damn.

La tecla adecuada se llamaba “El Pescador”; un psycho killer con este apodo abrió muchas incógnitas en mí, y si hay algo que es capaz de ponerme en alerta máxima es un buen misterio. Los que me conocen saben que de llegar a ser vieja (más aún) me encantaría llegar a ser una Old Lady tipo Miss  Marple miss marpleo Margarita Landi (la Sra. Periodista de sucesos que fumaba en pipa y hablaba pausadamente) margarita landi2y en ningún caso (por si lo estáis pensando) como Jessica Fletcherjf3… a esa señora la debían seguir los asesinos por donde quiera que fuese, además de ser una metomentodo.

Pero volvamos a “El Pescador”. El personaje está basado a posta, en Albert FishAlbert-Fish-1 más conocido como “El Carnicero de Brooklin”. De hecho su nombre aparece frecuentemente en el texto y da a entender en algunos pasajes que ambos son la misma persona, además el apodo elegido para el asesino ficticio, deja ya de entrada las analogías bien patentes.

Aparte de a Fish, los autores también citan a otros asesinos en serie con tendencias al canibalismo como Fritz “El Vampiro de Hannover” Haarmannhaarmann1 y Jeffrey “El Carnicero de Milwaukee” Dahmerjeffrey_dahmer aunque este último sentía debilidad por los jovencitos, no por los niños.

Todos ellos en la ficción, instrumentos de otro ser aún más enigmático cuyo nombre, en este lado del Multiverso es imposible de pronunciar correctamente: Lord Malshun en aquellas tierras, Munshun en nuestro mundo.

Está claro que los personajes malvados de esta historia son los que en principio atrajeron mi atención. No sé por qué me suele interesar este tipo de personalidades retorcidas, incapaces de empatizar con nadie. Me quedé con ganas de saber más acerca de Mr. Munshun, ya que él no era malvado a causa de un mal funcionamiento en su corteza prefrontal, era malvado a toda conciencia, disfrutaba con ello pese a que era capaz de sentir compasión. De gustos refinados y buenos modales, Munshun, no solía mancharse las manos de sangre pero tenía un talento especial para encontrar a quien lo hiciera por él, al igual que el asesino en serie más famoso de los últimos tiempos, Charly Mansoncharles_manson_swastika_forehead que nunca manchó sus manos con la sangre de sus víctimas.

Destacaría también otro personaje de éste libro. Henry Leyden, un hombre ciego con el resto de sus sentidos asombrosamente desarrollados, en especial sus oídos que eran tan sensibles como los de un murciélago. Leyden era un locutor de radio con mucho éxito. Se inventaba personalidades para sus distintos espacios radiofónicos y pocos sabían que George Rathbun (que retransmitía los partidos del equipo de béisbol local), “La Rata de Wisconsin” (Dj en  un espacio dedicado a música underground), Henry Shake (alias “El Jeque, El Jaque de Arabia”, una enciclopedia con patas sobre Jazz y sonido beatnik) o Stan “el Sinfónico” (que amenizaba eventos a ritmo de big bands y música de los ‘40 y ’50), eran la misma persona. Definía a la perfección todos y cada uno de sus diferentes alter egos y se jactaba de haber acompañado a Ray Charles mientras éste conducía por una carretera solitaria a más de 100km/h y sin el menor contratiempo… Un personaje con mucho encanto.

Cómo no es mi intención destripar el libro en este post, espero que estos pocos datos surtan tanto efecto (en los que no lo habéis leído) como los que Damn me dio a mí y os animéis a leerlo. Al principio cuesta un poco y el relato es absolutamente fantástico, pero… ¿quién sabe?, lo mismo en el futuro resulta que a esta novela se la podría catalogar de visionaria dado el rumbo que está tomando la física cuántica. Lo mismo tu váter es una puerta de entrada a un universo paralelo y aún no lo sabes… o tu armario… o la casa abandonada que hay al final de la calle. Puede que en el futuro resulte que lo más fantasioso del libro sea que un ciego fuese capaz de retransmitir partidos de béisbol… Ojalá y podamos ver alguna de las maravillas que se nos anuncian en nuestro pequeño espacio/tiempo vital.

 

Aquí os dejo un interesante documental sobre los universos para lelos… perdón, paralelos. Espero que os aclare algo sobre lo que está por venir.

 

 

Y éste para Olivia… es el mismo aunque subtitulado en portugués y recopilado en un solo video.

 

En fin… Cómo diría George Rathbun: ¡Hasta un ciego podría verlo! Caso cerrado… fin del partido, ¡súbete la bragueta!