Archive for the Cine, series y video-clips… Category

El Rincón de la Novelera (II)

Posted in Cine, series y video-clips... with tags , , , on mayo 30, 2009 by Rbk.

secretary_ver2

Cine “la Novelera” presenta:

SECRETARY

 

La historia de un jefe exigente y la de la mujer que amaba sus demandas.

Secretary (la secretaria) de Steven Shainberg,  película ganadora del Premio Especial del Jurado del Festival Sundance 2002, en el apartado de originalidad. Se vale de un humor audaz, resuelto y un extraño pero seductor erotismo para explorar la noción de que el amor no siempre ocurre del modo esperado.

Lee Holloway (Maggie Gyllenhaal) tiene algunos puntos en contra cuando solicita un empleo de secretaria en la oficina de abogados de E. Edward Grey (James Spader). Primero, ella ha sido liberada recientemente de una clínica psiquiátrica; segundo, después de sólo un día junto a su familia disfuncional suburbana, ella ya ha sucumbido a su hábito secreto y autodestructivo.

Aunque ella nunca ha tenido un empleo en su vida, es contratada por el abogado misterioso, el Sr. Grey. Al principio el trabajo parece bastante normal, pero pronto, en medio la mecanografía, la clasificación de archivos y haciendo café, Lee y el Sr. Grey se embarcan en una relación más íntima, cruzando ciertas líneas de conducta que escandalizarían a cualquier director de recursos humanos.

El filme está basado en el cuento corto “Secretary” de la colección aclamada por la crítica, “Bad Behavior”, escrita por Mary Gaitskill. Los personajes de Lee y el Sr. Grey nos impulsan a espiar detrás de las puertas cerradas y a desvelar el profundo —y quizás intimidante— reino de sexualidad humana. Mientras muchos creen encontrar sólo una relación desconcertante, lo que realmente estamos contemplando es la belleza sensible de dos personas que construyen, poco a poco, una personal, y casi perfecta, armonía.

Cuando este complejo amor de oficina se hace evidente a la familia del Lee y al que fuera su novio (Jeremy Davies), ellos intentan hacerle volver al mundo convencional, pero Lee, ahora totalmente consciente de sus sentimientos más profundos, los rechaza. Ha descubierto qué es para ella el amor.

Mientras La secretaria juguetea con nuestras expectativas sobre la pasión, la sexualidad y la intimidad, también explora el equilibrio delicado entre el dolor y la curación, el control y el sometimiento. Al fin y al cabo, en lo más profundo, sólo se trata de una poderosa y muy original historia de amor…

Título original: Secretary

Dirección: Steven Shainberg

Guión: Erin Cressida Wilson, basada en el cuento corto de Mary Gaitskill

Reparto: James Spader, Maggie Gyllenhaal, Jeremy Davies, Lesley Ann Warren, Stephen McHattie, Patrick Bauchau, Jessica Tuck, Oz Perkins, Amy Locane, Mary Joy, Michael Mantell, Lily Knight, Sabrina Grdevich, Lacey Kohl, Julene Renee

País de origen: Estados Unidos

Año de realización/duración: 2002 – 104′

Género: Comedia dramática.

Información sobre película, ficha técnica y sinopsis, extraídas de: http://ar.geocities.com/pampacine/home/main.htm

Descargar o ver película aquí:

http://www.megaupload.com/?d=1F4UTL73

Anuncios

El rincón de la novelera.

Posted in Cine, series y video-clips... with tags , , , on mayo 4, 2009 by Rbk.

Queda inaugurada esta nueva sección donde podré compartir con vosotros (de vez en cuando), alguna peliculilla que tengo por aquí y que he conservado porque me han tocado alguna fibra.

Cine “La Novelera” presentaaaaa…cha…channnn…

                            Mi pie izquierdo

my_left_foot

Ficha técnica

Para ver el film solo tienes que pinchar en el siguiente enlace:

http://www.megavideo.com/?v=QV729ZOW

Espero que os haya gustado.

Descubriendo a Zappa.

Posted in Cine, series y video-clips..., Sonidos... with tags , , on marzo 28, 2009 by Rbk.

frank_zappa-741873

Es curioso, cuanto menos se duerme, menos sueño se tiene. Llevo bastantes horas ya sin pegar los ojos y cada vez me siento más despierta. Paradójicamente he pasado la noche escribiendo sobre mis sueños, invocándolos, pero no acuden a mí. ¿Por qué será que cuando hablamos o pensamos en comida nos entra hambre y sin embargo cuando lo hacemos con el sueño, este no aparece?…creo que mis neuronas ya no están haciendo buena conexión.

En fin… llevo bastantes horas curioseando por la red, más concretamente curioseando por mi sitio favorito, youtube. De repente recordé un tema que me gustaba mucho (hace la tira de años) de Frank Zappa, un músico raro…raro…raro. Encontré lo que buscaba, y además con subtítulos, y además excelentemente traducido… ¿Qué más se puede pedir?

He de reconocer que nunca he sido capaz de aguantar a Zappa más allá de determinado tiempo. Su música es demasiado densa y extensa para mi gusto y hay que estar muy metido en el rock de los ’70 para apreciar sus interminables solos de guitarra. Pero hoy he descubierto sus letras y me he quedado enganchada. Son satíricas, locuaces, soeces incluso, pero sin perder cierto aire de elegancia, mucha inteligencia e ironía…en resumidas cuentas…Que aquí estoy con Frank Zappa, echándome unas risas con sus ocurrencias.

200 CUERVOS

Posted in Cine, series y video-clips..., Libros que leí, leo y leeré... with tags , , , on enero 19, 2009 by Rbk.

edgar_allen_poe_ii__by_khokolotte1

 

El cuervo

Cierta noche aciaga, cuando, con la mente cansada,
meditaba sobre varios libracos de sabiduría ancestral
y asentía, adormecido, de pronto se oyó un rasguido,
como si alguien muy suavemente llamara a mi portal.
“Es un visitante -me dije-, que está llamando al portal;
sólo eso y nada más.”

¡Ah, recuerdo tan claramente aquel desolado diciembre!
Cada chispa resplandeciente dejaba un rastro espectral.
Yo esperaba ansioso el alba, pues no había hallado calma en mis libros,
ni consuelo a la pérdida abismal
de aquella a quien los ángeles Leonor podrán llamar
y aquí nadie nombrará.

Cada crujido de las cortinas purpúreas y cetrinas
me embargaba de dañinas dudas y mi sobresalto era tal
que, para calmar mi angustia repetí con voz mustia:
“No es sino un visitante que ha llegado a mi portal;
un tardío visitante esperando en mi portal.
Sólo eso y nada más”.

Mas de pronto me animé y sin vacilación hablé:
“Caballero -dije-, o señora, me tendréis que disculpar
pues estaba adormecido cuando oí vuestro rasguido
y tan suave había sido vuestro golpe en mi portal
que dudé de haberlo oído…”, y abrí de golpe el portal:
sólo sombras, nada más.

La noche miré de lleno, de temor y dudas pleno,
y soñé sueños que nadie osó soñar jamás;
pero en este silencio atroz, superior a toda voz,
sólo se oyó la palabra “Leonor”, que yo me atreví a susurrar…
sí, susurré la palabra “Leonor” y un eco volvióla a nombrar.
Sólo eso y nada más.

Aunque mi alma ardía por dentro regresé a mis aposentos
pero pronto aquel rasguido se escuchó más pertinaz.
“Esta vez quien sea que llama ha llamado a mi ventana;
veré pues de qué se trata, que misterio habrá detrás.
Si mi corazón se aplaca lo podré desentrañar.
¡Es el viento y nada más!”.

Mas cuando abrí la persiana se coló por la ventana,
agitando el plumaje, un cuervo muy solemne y ancestral.
Sin cumplido o miramiento, sin detenerse un momento,
con aire envarado y grave fue a posarse en mi portal,
en un pálido busto de Palas que hay encima del umbral;
fue, posóse y nada más.

Esta negra y torva ave tocó, con su aire grave,
en sonriente extrañeza mi gris solemnidad.
“Ese penacho rapado -le dije-, no te impide ser
osado, viejo cuervo desterrado de la negrura abisal;
¿cuál es tu tétrico nombre en el abismo infernal?”
Dijo el cuervo: “Nunca más”.

Que un ave zarrapastrosa tuviera esa voz virtuosa
sorprendióme aunque el sentido fuera tan poco cabal,
pues acordaréis conmigo que pocos habrán tenido
ocasión de ver posado tal pájaro en su portal.
Ni ave ni bestia alguna en la estatua del portal
que se llamara “Nunca más”.

Mas el cuervo, altivo, adusto, no pronunció desde el busto,
como si en ello le fuera el alma, ni una sílaba más.
No movió una sola pluma ni dijo palabra alguna
hasta que al fin musité: “Vi a otros amigos volar;
por la mañana él también, cual mis anhelos, volará”.
Dijo entonces:”Nunca más”.

Esta certera respuesta dejó mi alma traspuesta;
“Sin duda – dije-, repite lo que ha podido acopiar
del repertorio olvidado de algún amo desgraciado
que en su caída redujo sus canciones a un refrán:
“Nunca, nunca más”.

Como el cuervo aún convertía en sonrisa mi porfía
planté una silla mullida frente al ave y el portal;
y hundido en el terciopelo me afané con recelo
en descubrir qué quería la funesta ave ancestral
al repetir: “Nunca más”.

Esto, sentado, pensaba, aunque sin decir palabra
al ave que ahora quemaba mi pecho con su mirar;
eso y más cosas pensaba, con la cabeza apoyada
sobre el cojín purpúreo que el candil hacía brillar.
¡Sobre aquel cojín purpúreo que ella gustaba de usar,
y ya no usará nunca más!
Luego el aire se hizo denso, como si ardiera un incienso
mecido por serafines de leve andar musical.
“¡Miserable! -me dije-. ¡Tu Dios estos ángeles dirige
hacia ti con el filtro que a Leonor te hará olvidar!
¡Bebe, bebe el dulce filtro, y a Leonor olvidarás!”.
Dijo el cuervo: “Nunca más”.

“¡Profeta! -grité -, ser malvado, profeta eres, diablo alado!
¿Del Tentador enviado o acaso una tempestad
trajo tu torvo plumaje hasta este yermo paraje,
a esta morada espectral? ¡Mas te imploro, dime ya,
dime, te imploro, si existe algún bálsamo en Galaad!”
Dijo el cuervo: “Nunca más”.

“¡Profeta! -grité -, ser malvado, profeta eres, diablo alado!
Por el Dios que veneramos, por el manto celestial,
dile a este desventurado si en el Edén lejano
a Leonor, ahora entre ángeles, un día podré abrazar”.
Dijo el cuervo: “¡Nunca más!”.

“¡Diablo alado, no hables más!”, dije, dando un paso atrás;
¡Que la tromba te devuelva a la negrura abisal!
¡Ni rastro de tu plumaje en recuerdo de tu ultraje
quiero en mi portal! ¡Deja en paz mi soledad!
¡Quita el pico de mi pecho y tu sombra del portal!”
Dijo el cuervo: “Nunca más”.

Y el impávido cuervo osado aún sigue, sigue posado,
en el pálido busto de Palas que hay encima del portal;
y su mirada aguileña es la de un demonio que sueña,
cuya sombra el candil en el suelo proyecta fantasmal;
y mi alma, de esa sombra que allí flota fantasmal,
no se alzará…¡nunca más!

EDGAR ALLAN POE  (19 de Enero 1809-7 de Octubre de 1849)

gough_poe

Gracias por haber existido!

La Perversión Superlativa…

Posted in Cine, series y video-clips... with tags , , , , on enero 2, 2009 by Rbk.

LOS EDUKADORES

 “Despertad, esto es perverso, hay que pararlo! La verdad es que sólo el 10% de la población mundial forma parte de la sociedad de la abundancia. El 90% restante es pobre y pasa hambre. Cultivamos suficiente trigo para abastecer a todos los habitantes del mundo con 2.000 calorías diarias, pero la distribución de alimentos es injusta. El 90% pasa hambre mientras el 10% de la población mundial está a régimen. Todo el mundo es infeliz. Esto podría ser un paraíso, pero para la gran mayoría es una mierda.”
Hans Weingartner

Anoche, mientras trabajaba, escuchaba uno de mis habituales programas radiofónicos, “Afectos en la noche”. En él se mencionó esta película. Hace tiempo que la vi y la tenía casi olvidada. No es cine de evasión, ni de terror, ni con sorprendentes efectos especiales. Tampoco es un drama, ni comedia, ni romance, es cine social y sirve para reflexionar…Altamente recomendable.

 

7 cosas sobre mí…

Posted in Cine, series y video-clips..., Cosas mías..., Sonidos... with tags , , on diciembre 23, 2008 by Rbk.

angel_b

Este es un encargo que no me resulta nada fácil.

Tener que definirse uno mismo siempre es (al menos para mí), una situación embarazosa y si encima hay que reflejarlo en siete conceptos, más aún (me parecen demasiados)…Intentaré ser lo menos ambigua que pueda…Todo sea por la increíble Olivia y éste juego que pienso: tiene la finalidad de difundir entre los amigos de nuestros amigos los distintos blogs participantes que de otra manera, solo podríamos conocer por casualidad…Buena idea.

 Las reglas del juego:

1. Enlaza a la persona que te ha taggeado. (¿Existirá algún diccionario de argot bloggero?)

2. Pon las reglas en tu blog.

3. Escribe 7 cosas sobre ti. (Uyyyy!)

4. Deja un comentario a las personas que vas a taggear.

5. Taggea a 6 personas. (Solo tengo a dos).

 Soy…

1) Negativa:

Me defino así porque siempre espero lo peor de todo. A la mayoría de la gente esta manera de percibir la vida les molesta bastante, yo pienso que es una ventaja, el que se espera “lo peor” siempre tiene un abanico de posibles soluciones para hacer frente al desastre, así que creo que en el fondo los pesimistas somos los seres más optimistas del mundo.

2) Introvertida:

No soy muy habladora. Paso mucho tiempo en soledad y además disfruto de ella. Aunque esté rodeada de una muchedumbre, siempre tengo ese sentimiento de soledad, en esas ocasiones no me gusta, pero soy así y hay que aceptarse como uno es… ¿no es esa la base de la felicidad?…no lo tengo muy claro.

3) Obsesiva:

Es una característica que he adquirido con los años y se acrecienta a medida de que pasa el tiempo…Creo que voy camino de ser una vieja pejiguera…si es que llego.

 

4) Tranquila:

Por fuera, por dentro todo lo contrario…preguntadle a mis uñas. Tengo ciertos problemillas para liberar presión, me la suelo quedar toda para mi, excepto en contadas ocasiones en las que la presión huye de mí a modo de volcán en erupción…En ocasiones el autocontrol me falla.

 

5) Caótica:

A los ojos de los demás. Para mí ese caos es un sistema de costumbres donde me muevo por instintos y me siento cómoda…en el orden me pierdo y además no me gusta porque en la ecuación del orden los instintos no caben.

 

6) Obstinada:

Siempre que me sienta atrapada por la seducción de algo o de alguien. Lo malo es que normalmente esta seducción desaparece antes de llegar al supuesto objetivo y lo normal en mí es que algo que haya iniciado con la mayor de las pasiones y los esfuerzos, acabe en mi baúl de proyectos inconclusos.

 

7) Mediocre:

No soy competitiva, ni me interesa destacar. Tampoco soy lo peor, así que debo de ser mediocre… Un adjetivo que a priori puede resultar negativo. Yo creo que no, es el equilibrio entre “lo  más” y “lo  menos” que puede llegar uno a ser.

 

Aún siendo como soy, tengo la inmensa suerte de tener el amor y la amistad de unos cuantos humanos y yo por ellos si hace falta, muero.

 

Bueno Olivia…misión cumplida. Ahora solo me resta pasar la “papa caliente” a Barrankas y a Dorian, pero estoy casi segura de que van a pasar de cogerla… ¿A que si, chicos?

 

Os dejo un video de regalo, una canción que coincide bastante con mi visión de la realidad, que es lo que más nos puede definir.

 

Navidad en el bloque 6.

Posted in Cine, series y video-clips..., Cosas mías..., Sonidos... with tags , , on diciembre 21, 2008 by Rbk.

imagen-0041Por estas fechas es inevitable que al encontrarnos los antiguos vecinos del barrio, no salga a colación lo divertida que era la Navidad cuando éramos pequeños. Esa podría ser una señal indiscutible de que ya empezamos a tener una edad tan distante del recuerdo como para idealizarlo, pero no es el caso. Realmente en nuestro barrio y concretamente en nuestro bloque, la Navidad en general y el día de reyes en particular era algo especial.

Nuestro bloque era una calle peatonal, lo suficientemente ancha como para hacer carreras de bicis en filas de a tres. No había peligros de coches ni de gente extraña que pudiera pasar por allí. Los niños éramos una plaga por entonces. En cada casa (salvo excepciones) había mínimo tres y normalmente pasábamos los días jugando en la calle. Todos éramos los hijos de todos y las puertas siempre solían estar abiertas, o cerradas, pero con un cordoncillo que las  atravesaba por un agujero y con solo tirar de él se abría con facilidad. Así que era normal que en casa de destiladera-de-estrella1Estrella, la madre de May y Manuel “el Cabeza” nos juntáramos un rebaño de niños sedientos para beber de su destiladera, tan antigua que era capaz de volver pura y fresca el agua de la piscina municipal. O ir a merendar a casa de Jobita, la madre de Ana Mari, que a veces le daba por hacernos un bizcochón para todos con tal de que Ana Mari comiera algo, ya que era una niña “melindres”. Después de darnos un buen trozo a cada uno nos echaba a la calle a comerlo para que no le llenásemos el suelo de migas.

Margot la madre de July siempre metía bolas de chicles de colores dentro del hueco de una casita de porcelana que tenía cerca de la puerta y nos decía que crecían allí, por arte de magia…nos lo creíamos, claro. Salíamos de casa de Margot con los mofletes llenos de chicle y luego nos enseñábamos la lengua porque nos hacia gracia que fuera azul, verde, amarilla o del color del chicle que nos hubiéramos comido.

También teníamos la figura negativa, la temida bruja mala, a menudo objeto de nuestras burlas, estaba encarnada por Hermenegilda  “la Draculina”, una viuda solitaria y taciturna que ocupaba su tiempo espiándonos por entre las lamas de su persiana. Tenía el jardín más frondoso de la calle y era de los pocos que quedaban sin tapiar, una selva en miniatura, ideal para cuando tocaba jugar al escondite o para ocultar el bocata de la merienda que no teníamos ninguna intención de comer. Aquello era un cementerio de bocadillos y claro, “la Draculina” se enfadaba y, en venganza, balón que caía en sus manos, balón que nos requisaba y balón que rajaba en nuestras narices…Mujer cruel!

Este era a grandes rasgos el ambiente de nuestra vida en el barrio y podría contar un sin fin de aventuras, historias y travesuras de aquella época, pero no es cuestión de aburriros con mis batallitas, así que mejor me centro en el periodo más divertido y esperado del año en mi barrio, la Navidad.

imagen-001

En la mañana de los días de nochebuena toda la calle era un muestrario de olores apetitosos. Era un día de mucho ajetreo para grandes y pequeños, las madres se pasaban el día afanadas en la cocina, los padres y hermanos mayores preparando los dulces y los pequeños haciendo pequeñas tareas, como por ejemplo ir a comprar los ingredientes que a nuestras madres se les olvidaba para la cena… la mía tenía muy mala memoria.

En algunas casas ponían música, en otras cantaban villancicos. Había una casa en especial donde acudíamos todos después de la cena en familia, la casa de Linda. Ella  era una madre moderna con aires hippies. Tenía un montón de hijos, aquella parecía la casa de “con 8 basta”. A los más pequeños no nos dejaban entrar a la fiesta, así que nos quedábamos encaramados a los muros del jardín observando como ligaban los hijos de Linda, escuchando canciones de Boney M, Donna Summer… y decidiendo quien era el mas guapo de entre los chicos mayores, soñando con ser lo suficientemente tetonas como para poder entrar a la fiesta y ligar con ellos.

Un año, ocupados en esos menesteres, empezamos a notar olor a quemado. La casa de enfrente estaba en llamas. En ella vivía “el Ruso”, un hombre alcohólico que vivía solo entre montones de basura. Alguien había tirado un petardo al interior de su casa, probablemente para molestarle y que comenzara el show al que nos tenía acostumbrados. Solía liarse a lanzar botellas vacías (evidentemente) a los coches que bajaban por la carretera mientras les dedicaba insultos inventados por él y que después llegaban a ser bastante populares, como por ejemplo “Papa Frita”.

Ese día “el Ruso” debía de estar durmiendo la mona, el pobre no se enteró y su colchón se incendió. Muchos chicos se metieron en aquella ruina de casa para sacar al Ruso, entre ellos mi hermano David, al que intenté disuadir de que lo hiciera aferrándome a su pierna sin éxito. Cuando le sacaron en volandas todos rompimos a aplaudir y vitorear a los héroes, afortunadamente nadie salió herido. Al poco llegó la policía y los bomberos, apagaron el incendio y al Ruso se lo llevaron esa noche a un albergue. Mientras le metían en el “coche Z” no dejaba de llamar “papas fritas” a los policías.

La noche de fin de año era bastante parecida, salvo por los fuegos artificiales y el desfile de figurines vestidos de gala que salían a festejar el año nuevo a fiestas privadas.

Y por fin el gran día! Desde antes de que nos dieran vacaciones en el colegio, ya solíamos andar todos algo desquiciados de los nervios pensando en el día de reyes, consultándonos constantemente lo que íbamos a pedir cada uno para ponernos de acuerdo.

Entre las niñas, si elegíamos pedir Nancys, teníamos que pactar el tipo de Nancy. Una se la pedía rubita, otra negrita, otra pelirroja… Con los modelitos de la muñeca pasaba lo mismo, ya que después solíamos intercambiarlos.nancy

A mí cada año me dejaban alguna aunque el que jugaba con ellas era mi hermano, David. Solía encontrármelas ahorcadas en el patio con un hilillo de laca de uñas roja pintada en las comisuras de sus labios y los ojos en blanco. Mientras, David, agazapado me observaba aguantando la risa desde la azotea…disfrutaba dándome sustos, el muy cabrito.

Hasta que se mudó de barrio, Santi y yo éramos inseparables, tanto que un día uno de sus hermanos mayores, Fermín, nos casó en la cocina de su casa. imagen-003Como éramos matrimonio la carta a los reyes la hacíamos juntos y pedíamos prácticamente lo mismo. Nos poníamos de acuerdo, si él pedía el equipaje del Madrid, yo lo pedía del BarÇa, las bicicletas las pedíamos cada año porque nunca nos duraban más de un par de meses.

El día señalado no podíamos comer, ni estar sentados, ni estar…lo único que podíamos estar era histéricos. A primera hora de la mañana íbamos a recoger hierbas a un solar cercano, los camellos de los reyes tendrían hambre y les preparábamos un plato con suculentas hierbas y un poco de agua. Eso es lo único que puedo recordar de aquel día previo, junto con el sentimiento de angustia  y de que el tiempo se había detenido…parecía que la noche nunca llegaría. Para más desazón infantil, el ayuntamiento hacía que un helicóptero diera vueltas sobre toda la ciudad, todos sabíamos que los reyes siempre llegaban en helicóptero al estadio de fútbol del equipo local y desde allí salía la cabalgata (aún lo hacen). Nos decían que nos vigilaban para ver si estábamos todos y nos portábamos bien. Cada vez que el helicóptero sobrevolaba el barrio todos los críos les saludábamos y mandábamos besitos…ese día éramos los niños más buenos del mundo.

Al llegar la noche la cosa empeoraba. Al final acababa durmiéndome por puro agotamiento sumida en un sueño intranquilo que no me dejaba escapar.

Entonces entre sueños empezaba a oírla. Araceli, la madre de Santi, armada con una corneta de plástico que hacía mucho ruido y gritando como una loca, nos avisaba de que los reyes ya habían pasado por el barrio. Todo esto ocurría sobre las cuatro o cinco de la madrugada, todavía faltaban unas buenas horas para que empezara a salir el sol. Pero si había alguien que disfrutara tanto como nosotros dicha noche, esa era Araceli, incapaz de aguantarse hasta que amaneciera. A más de un padre pillaron sus niños colocando los regalos por su culpa.

Me levantaba sin hacer ruido, a oscuras, me dirigía al lugar acostumbrado donde solían dejar mis regalos, debajo del árbol, encendía la luz y me sentaba a observarlos mientras temblaba y me castañeaban los dientes…no podía hacer otra cosa en los primeros diez minutos.

arbol

Mis padres me observaban desde su habitación, haciéndose los dormidos y en alguna ocasión le oí decir a mi madre -Alfonso, Alfonso…a la niña le va a dar algo!

Después del shock empezaba a tocarlo todo, con mucho cuidado, luego iba a la cama de mis padres para informarles de todo lo que me habían traído, de cuanto me había gustado y de que un año más se habían olvidado del caballo. Hacía tiempo que lo andaba pidiendo, un caballo de verdad, al que me imaginaba atado placidamente en nuestro jardín y con el cual yo iría y vendría del colegio, seriamos inseparables. La culpa la tenía una tal Pippi Långstrump  y mi padre, que no dejaba de alimentarme esa fantasía.26_pippi1

Después de esto, agarraba mi flamante bici y salía a la calle en pijama, desgreñada, sin siquiera desayunar…allí nos encontrábamos todos en las mismas circunstancias, el frío de principios de Enero no iba con nosotros, éramos pura adrenalina.

Un año, Araceli me llamó nada más salir -Rebeca…corre, sube, aquí también te dejaron algo los reyes!…Al llegar me encontré a Santi con su equipaje del real Madrid, inflado como un pollo de contento. Entonces recordé que a mi no me habían dejado el del BarÇa. Araceli me cogió de la mano y me llevó a un rincón donde estaba mi equipaje de fútbol, un balón de reglamento y…UN SOMBRERO DE COWBOY, UNAS CARTUCHERAS Y UN PAR DE PISTOLASSSS!!!

las-somosierras-girls3Y así pasábamos las vacaciones, desde muy temprano por la mañana, hasta casi la medianoche, jugando en nuestra calle, explotando petardos y soñando con el día mágico, porque en verdad creíamos que todo aquello salía de los sacos de SSMM los Reyes Magos de Oriente.

Esta es la única manera que se me ocurre para felicitaros la Navidad, desde la niña que ya no soy. La adulta que soy ahora solo cree en la verdad…lamentablemente.

 

FELIZ NAVIDAD, AMIGOS!…(o feliz estupidez…según os convenga).